AGRUM

Consultoria agraría

La fertilización de los cultivos es una práctica agronómica importante que permite sustentar unas producciones elevadas y de calidad. El abonado tiene como objetivos restituir los nutrientes que la planta extrae del suelo para completar su ciclo y el enriquecimiento del suelo cuando la concentración en uno o varios elementos sea insuficiente como para asegurar la correcta alimentación del cultivo.

Existen 16 elementos esenciales para el crecimiento de una gran mayoría de plantas. Estos provienen o bien del aire (carbono, hidrógeno y oxígeno) o bien del suelo. Estos últimos que la planta toma de la tierra se pueden dividir en función de la cantidad en que las plantas los demanda:

  • Macronutrientes: necesarios por la planta en grandes cantidades

Primarios

  • Nitrógeno (N): es el motor de desarrollo en las plantas. Está involucrado en todos los procesos de desarrollo de la totalidad de los órganos de las plantas. Un buen suministro de este macroelemento facilita la absorción los otros nutrientes.
  • Fósforo (P): indispensable para la diferenciación de las células y para el desarrollo de los tejidos, que forman los puntos de crecimiento de las plantas.
  • Potasio (K): papel vital en la síntesis de carbohidratos y de proteínas. Aumenta la tolerancia de la planta ante sequía, heladas y salinidad del suelo. Además se ha demostrado que las plantas con una buena nutrición en potasio son menos susceptibles a enfermedades.

Secundarios:

  • Magnesio (Mg): componente principal de la clorofila, pigmento responsable del proceso de la fotosíntesis que permite la fijación del carbono.
  • Azufre (S): constituyente esencial de las proteínas y también involucrado en la formación de la clorofila. Tan importante en el crecimiento de la planta como el fósforo o el magnesio, aunque a menudo subestimado.
  • Calcio (Ca): esencial para el crecimiento de las raíces y como constituyente de las membranas celulares.

 

  • Micronutrientes: son necesarios en cantidades muy pequeñas, no obstante la planta necesita de ellos para un adecuado desarrollo.

 

  • Hierro (Fe): necesario para la formación de la clorofila, además forma parte de enzimas y proteínas. También actúa como catalizador en procesos de oxidación-reducción.
  • Manganeso (Mn): influye en el aprovechamiento del nitrógeno, también es un elemento importante para la fijación del carbono atmósferico.
  • Cinc (Zn): influye en la asimilación de nitrógeno y fósforo por parte de la planta. Interviene en la formación de hormonas y proteínas. Favorece un mejor tamaño de los frutos.
  • Cobre (Cu): interviene en la síntesis de proteínas y enzimas, también actúa en el metabolismo de los carbohidratos.
  • Boro (B): interviene en el proceso de floración y en la formación del sistema radicular. Además afecta al aprovechamiento del nitrógeno
  • Molibdeno (Mo): importante en la síntesis de proteínas. Ha sido asociado a los mecanismos de absorción y traslación del hierro.
  • Cloro (Cl): está implicado en el apertura y cierra de estomas y activa varias enzimas.

Se considera que una planta se encuentra en condiciones óptimas de nutrición cuando todos estos elementos esenciales se encuentran en equilibrio. Si uno o varios de los elementos están en deficiencia o en exceso, ocasiona un desequilibrio que acaba interfiriendo con la utilización y disponibilidad de otros nutrientes, aunque estos se encuentren en cantidades suficientes.

Para establecer una buena programación de la fertilización de un cultivo es necesario tener en cuenta una serie de aspectos: especie y variedad, densidad de plantación o siembra, estado nutricional de la plantación, etc. Además habrá que considerar el nivel de fertilidad del suelo así como las posibles aportaciones que se puedan efectuar por otras vías: agua de lluvia, riego mineralización de materia orgánica, incorporación de materia orgánica, etc.

Si quiere llevar a cabo un abonado adecuado, con los productos y las dosis que más se adecuen a su plantación contacte con nuestros técnicos que evaluarán el estado nutricional de su cultivo y le indicarán las pautas para una fertilización que optimice los resultados.