AGRUM

Consultoria agraría

El término Calidad es un concepto multidisciplinar, pues atiende a múltiples definiciones de entre las que se encuentran:

·         Conformidad respecto a lo requerido y sus especificaciones

·         Adecuación al uso

·         Conjunto de características de un determinado producto que le permite satisfacer las necesidades establecidas e implícitas.

Hay que señalar, al contrario de lo que se nos hace creer actualmente, que Calidad no es sinónimo de mejor o el más caro.

Actualmente, los alimentos están transformándose en “medicamentos”  y son valorados por sus cualidades y beneficios para la salud, componiéndose el concepto de Calidad de apariencia visual, textura, flavor, valor nutricional, llegando ya formar parte de la Calidad las prácticas de producción de un alimento.

Algunos factores de Calidad de los productos agroalimentarios son los genéticos propios del cultivo y la variedad, el manejo del cultivo, la recolección o el proceso en industria.

Con objeto de estipular y evaluar estos factores existen distintos Certificados de Calidad que buscan el aseguramiento de la Calidad en toda la cadena de distribución.

Dependiendo del mercado al que se dirija nuestro producto, este requerirá un Certificado de Calidad distinto. Algunos de ellos, y el mercado al que van dirigido, son: BRC (British Retail Consortium) dirigido al mercado inglés; IFS (International Food Standard) que es un certificado impulsado por la distribución francesa, alemana e italiana; GlobalGap, certificado enfocado al aseguramiento de la producción agrícola, demandado a nivel mundial. Con menor importancia tenemos también los certificados de Producción Integrada y Producción Ecológica, enfocado este último, sobre todo, a un mercado muy concreto que demanda este tipo de productos.

Estos Certificados se están convirtiendo en un requisito fundamental para poder acceder a un mercado cada vez más exigente y competitivo.