AGRUM

Consultoria agraría

La molturación de la aceituna para la extracción del aceite de oliva virgen por el sistema de dos fases, produce una serie de subproductos: alperujos y efluentes líquidos (aguas de lavado de frutos y del aceite). Estos subproductos tienen un alto potencial contaminante y deben ser tratados adecuadamente para minimizar su impacto ambiental en el medio. Centrándonos en los alperujos, tradicionalmente se han enviado a orujeras donde se ha procedido a la extracción de aceite mediante procedimientos químicos. Tras pasar por las orujeras, el producto resultante (orujillo) ha encontrado un nuevo uso para su empleo en la generación de energía. No obstante en las localidades que cuentan con industrias orujeras está la problemática medioambiental, por la posible contaminación de la atmósfera que estas plantas generan.

En la búsqueda de alternativas medioambientalmente sostenibles nos encontramos con la aplicación de estos alperujos en las propias parcelas agrícolas como fertilizante orgánico, especialmente en las dedicadas a agricultura ecológica. Aunque la aplicación directa debería respetar unas dosis máximas, que si se superan pueden dar lugar a problemas de contaminación de acuíferos y fitotoxicidad. Para evitar estos problemas y aprovechar los beneficios como fertilizante una buena opción sería el compostaje junto con otros residuos agrarios (estiércoles, hojas de olivo, paja de cereal, etc.). El compostaje consiste en “la descomposición biológica y estabilización de la materia orgánica, bajo condiciones que permitan un desarrollo de temperatura termofílicas, que da como resultado un producto final estable, libre de patógenos, semillas de malas hierbas y que aplicado al terreno produce beneficios”.

Los beneficios de aplicar compost dependerán en gran medida de la mezcla empleada para la fabricación del mismo, aunque de forma general cabe mencionar los siguientes:

 

- Reserva de nutrientes liberada gradualmente a las plantas.

- Se produce secuestro de carbono en el suelo, siendo una práctica beneficiosa para la reducción de las emisiones de CO2.

- Al aumentar el contenido de materia orgánica del suelo, aumenta su estabilidad así disminuye la erosión y la desertificación, que tanto afectan a los suelos mediterráneos.

- La materia orgánica adecuadamente compostada puede presentar propiedades fitosanitarias de carácter supresivo para determinadas enfermedades.

 

Hay que resaltar que tanto para la aplicación y especialmente para la elaboración de compost hay que cumplir una serie de normativas europeas, nacionales y autonómicas.

Ante el incremento experimentado en la superficie plantada de olivar de almazara se hace necesaria la búsqueda de alternativas viables económica y medioambientalmente para procesar los subproductos obtenidos en la elaboración del aceite de oliva virgen. Asimismo existe una disminución de las fuentes de materia orgánica que pueden incorporarse a los cultivos, teniendo además los suelos agrícolas de nuestras geografía un bajo contenido en materia orgánica. Con el compostaje de alperujos se puede dar una solución a estos dos problemas, evitando problemáticas medioambientales y obteniendo un producto que aporta beneficios para los suelos a nivel físico, químico y microbiológico.